• werrr
  • werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Consejos para mejorar la economía personal

Escrito por Web Manager en Miércoles, 22 Febrero 2017. Publicado en Economí­a, Sociedad

En los últimos días uno de los principales problemas que preocupa a la sociedad sudcaliforniana es el tema del dinero pues, según los diversos cambios en el mercado, la cobertura de las necesidades básicas como la alimentación, educación y la vivienda se ven afectados de manera considerable.

Pero tener una economía estable es más cuestión de hábitos que de ingresos, por eso a continuación te compartimos algunos hábitos que te ayudan a mejorar tu economía personal.

Consume en pequeños establecimientos

En muchas ocasiones, por el trabajo o por alguna actividad en particular nos vemos en la necesidad de alimentarnos fuera de casa, en éste sentido muchas personas optan por consumir en restaurantes cuyos costos pueden ser excesivos. Sin embargo, puedes cuidar tu economía y comer bien si te enfocas en los establecimientos “pequeños” cuyos precios no son tan exorbitantes y casi siempre su sabor hace competencia a los más grandes restaurantes.

Date una oportunidad y descubre éste tipos de lugares dentro de tu comunidad o lugar de trabajo, te podrías sorprender.

Dile adiós al vicio 

Lo cierto es que los mexicanos destinamos gran parte de nuestro salario a ciertas artículos los cuales más que beneficiarnos nos perjudican tanto en el bolsillo como en la salud, por ello debes considerar el dejar de lado esos vicios que no te permiten llegar a la quincena en números verdes.

Si llegas al fin de la quincena y te quedas sin un peso para gastar en la cartera te invitamos a hacer lo siguiente:

-Al inicio de la quincena registra tu capital disponible (no tomes en cuenta las deudas a pagar)

-Divide tu capital disponible entre 15 días (pueden ser 13 si planeas pasar el día de descanso en casa)

-La cantidad que te resulte será tu consumo diario. (ojo: no puedes gastar más del consumo diario, así que deberás administrarlo muy bien.) Si por alguna circunstancia te excedes de tu consumo diario deberás guardar un registro en papel (Ticket o en su caso una nota escrita por ti)

Al final de la quincena notarás cuáles son tus “picos” de consumo, en su mayoría estos picos revelan esos vicios en los cuales no podemos seguir gastando. Los más conocidos son el alcohol, los cigarros, las sodas y chucherías.

Transporte

Es necesario mantener dentro de nuestro radar los principales medios de transporte, pues en muchas ocasiones éstos se convierten en un agujero del pantalón por el cual se va la mayor parte de nuestra capital. Por ello te invitamos a reflexionar sobre el uso consciente de estos medios.

En algunas ocasiones podrías ahorrarte más de un pecero o camión si simplemente salieras más temprano de casa, así como buscar entre las alternativas ecológicas como el “auto compartido” o el uso de la bicicleta.

Otra buena idea es citarse en un punto intermedio, así como trazar una ruta del día. Esto último con el fin de evitar un alto consumo de gasolina.

 

Ofertas: compras engañosas

¿A quién no le gustan las ofertas? En especial a las y los amos de casa, pues en muchas ocasiones pueden obtener más producto por menos, o al menos así lo pintan. Sin embargo, en la mayoría de los casos se dejan llevar por éstas ofertas sin tener la necesidad de tal cantidad de producto.  Un arma de doble filo.

Por ejemplo, en una casa promedio el consumo de líquido limpiador para suelos (la marca que sea) no es superior a 2 litros por semana. Sin embargo, casi siempre podemos notar ofertas de 3 envases al precio de dos. Sí no se cuenta con una cultura del ahorro, ésta familia podría estar gastando los 3 envases en la misma cantidad de tiempo, por lo tanto la oferta ya no es tan recomendable.

Además, si gastas el dinero en productos que no necesitas, (siguiendo con el ejemplo anterior) te verás en la necesidad de reducir la cantidad necesaria a otros productos dentro de la lista.

Por otro lado, se encuentran las compras a las que llamaremos “departamentales” éstas son todas aquellas compras en las que generas un compromisos a meses sin intereses o en su caso a X cantidad de meses.

Éstas son las compras más engañosas pues debido a su facilidad e inmediatez el consumidor se ve tentado a comprometer sus ingresos futuros al pago de un artículo que quizá no llegue al término de dicho contrato. Lo más recomendable es que consideres 3 puntos:

1.- Inmediatez vs necesidad.- ¿Es realmente necesario para ti comprar ese celular de última generación? Considera todos y cada uno de los pro y contra de obtener aquel artículo, incluye hasta la más absurda de las opciones como “¿y si te lo roban?” “¿Y si se rompe?” “¿Qué haría con él?” “¿Para qué lo quiero exactamente?” no escatimes en las preguntas y en la observación.

Una gran cantidad de consumidores de éste tipo de compras terminan con objetos que no satisfacen en totalidad sus necesidades o con productos que compraron sin conocerlos por no tener la idea exacta de lo que buscaban.

2.- Tiempo vs solvencia.- Debes tener en claro si cuentas con la solvencia económica necesaria para soportar ésta deuda por los meses que conforman el contrato. Y en el mejor de los casos, poder saldar la deuda antes de que termine el plazo.  

3.- Versatilidad y uso vs consumo desmedido.- Actualmente el mercado presenta artículo especializados en hacer una o varias cosas a la vez, de aquí que te enfoques en su versatilidad y uso antes de adquirir el producto en cuestión. Aún si tu producto contará con un gran abanico de posibilidades, si solo lo usas para una sola cosa sería un desperdicio de dinero, tiempo y espacio para tu hogar. Asegúrate que el artículo que vas a comprar sea utilizado al 100% de su capacidad.

 

Comer en casa, un ahorro infravalorado.

Aunque ya hemos mencionado una manera de ahorrar mientras comes fuera de casa (por falta de tiempo) no podemos dejar nuestra alimentación en manos de la tiendita de la esquina o de la fonda más cercana a nuestro lugar de trabajo. Con la debida organización, cocinar en casa puede ser uno de los mejores métodos de ahorro para trabajador sudcalifornio. En éste punto debes tomar 3 cosas en consideración:

1.- Sencillez. Si no eres un experto cocinero, te recomendamos mantenerte en los platillos básicos del hogar: sopa, arroz, ensaladas de atún, quesadillas, sándwich, etc. Aunque con el tiempo será indispensable que mejores tu menú. Hacerlo de ésta manera evitará que caigas en el desperdicio de ingredientes.

2.- Fácil almacenamiento. Evita preparar alimentos que requieran de tupperware (también conocido como topers de mamá) especiales, pues representaría un gasto adicional y en muchas ocasiones éstos utensilios terminan arrumbados en el fondo de la alacena.

3.- Primero lo saludable. Procura mantener tu alimentación añadiendo grupos de frutas y verduras, en lugar de las galletas y una que otra fritura o pan, pues además de ser saludables, representan una opción más económica y pueden ser consumidas a todas horas (ayudándote a evitar sentir hambre entre comidas)  

Por último, recuerda mantener un presupuesto sobre tus comidas semanales y apegarte a ello.

Consume más agua.

Aunque no lo parezca consumir agua puede ser una de las opciones más sencillas y prácticas para el apoyo de nuestra economía, ahora te explicamos porqué.

Si tú consumes agua en el transcurso del día te sentirás más satisfecho por ende dejarás de consumir productos “chatarra” y las bebidas endulzadas (un ahorro importante para muchos oficinistas) Además, te mantendrás más saludable y eso te ayudará a evitar las visitas al doctor y sus respectivos gastos. Así que la próxima vez que te acerques al refrigerador, piensa dos veces sobre éste consejo en particular.

 

Por último, nos gustaría invitarte a compartir tus métodos de ahorro con nosotros, síguenos en nuestra página de Facebook y haz llegar tus sugerencias. ¡Hasta la próxima!  

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.