• wee
  • umoferta
  • weee
  • wede
  • weee

Crisol Internacional:”Australia de Norte a Sur, el ritual del Walkabout “

Escrito por Andrea König Fleischer en Viernes, 12 Octubre 2018. Publicado en Columnistas, Columnistas BCS , Crisol Internacional, Cultura

Si de caminatas y paseos habláramos, existirían muchas formas de llevarlos a cabo, desde el cotidiano paseo por algún parque hasta aquellos más especializados como son: el trekking, el senderismo, el hiking y el excursionismo y que según los especialistas se define como: trekking que proviene del término “trek” acuñado en la década de los años 80’s. Esta palabra empezó a ser utilizada por los escaladores o alpinistas  que probaban suerte en las Cordilleras del Himalaya y en Sudamérica. El trekking era la palabra con la que se referían a los desplazamientos a pie necesarios para llegar a las bases de las montañas, al lugar de instalación del primer campamento base, justo antes de iniciar propiamente dicha la escalada. En la mayoría de ocasiones los términos trekking y excursionismo son equivalentes; existiendo rutas para personas inexpertas y otras con un nivel de dificultad más elevado para personas altamente preparadas, que requieren de una buena preparación física y también de técnicas especiales. Por lo general las rutas de baja dificultad se planifican y organizan para desarrollarse en un mismo día y sobre un terreno más o menos llano. Mientras que el senderismo o hiking, funcionan de forma distinta; así la definición de senderismo que no es equivalente a trekking pero si al término hiking, tiene la principal diferencia en el grado de dificultad y los caminos por lo que se desarrollará la expedición. El senderismo es una actividad más relajante y aunque también existen diversas dificultades, se suelen realizar las rutas por senderos bien señalizados, o por caminos de uso rural que además pueden contar con paradas, refugios o incluso alojamiento hotelero a lo largo de la ruta. El principal objetivo del senderismo es conectar a la gente con el medio natural y las zonas y culturas rurales descubriendo sus costumbres y tradiciones de una forma más cercana, a su vez el hiking es para exploradores más avanzados.

En el caso de la misteriosa y a la vez mágica Australia, existen desde tiempos ancestrales y como parte  de un ritual de iniciación “las caminatas” de sus aborígenes, que más tarde fueron llamados por  los colonizadores “Walkabouts” y que a la fecha se han preservado e incluso han tenido una buena aceptación entre los viajeros aventureros, dispuestos a conocer paisajes naturales y a la vez aprender y estar un poco más de cerca de su cultura, gente y las prácticas ancestrales. Históricamente la caminata era un rito de iniciación de los aborígenes australianos durante su adolescencia; prueba mediante la cual pasaban hasta seis meses en el desierto viviendo como nómadas. Parte importante de esta tradición es rastrear señales que dejaron los antepasados y aprender a imitar su valor y sus actos heroicos. Durante esta travesía los jóvenes entre 10 a 16 años deben valerse por si mismos, sobrevivir tanto a las tempestades e inclemencias  del clima y soportar y sobrevivir a los desafíos del ambiente que a veces es particularmente agreste, salvaje y sin duda peligroso, existiendo múltiples  riesgos desde la insolación durante las épocas del verano, así como aquellos derivados de la propia fauna local, que no siempre en Australia resultan ser inocentes lagartijas o  bien otras sorprendentes criaturas ponzoñosas que viven en ese continente. La ruta por el desierto representa también para los iniciados en estos rituales un camino misterioso, por instantes errantes, lleno de bifurcaciones que sobre todo conducen hacia la madurez donde los jóvenes desempeñan un rol vital como mensajeros y que a través del aprendizaje e intercambio de recursos naturales, adquieren conocimientos y confianza como también y especialmente madurez en lo espiritual al conservar la  tradición y hacerla perdurar en las nuevas generaciones, lejos del bullicio, del confort y de la modernidad de las civilizaciones contemporáneas  y sobreviviendo en el llamado “corazón rojo” de la gran isla que encierra tantas historias, rituales y sueños como pocos lugares en el Planeta

Por estas características tan únicas el viajero a Australia siempre tendrá muchas opciones de seguir las huellas del desierto y tener una extraordinaria aventura para después contrastar su visita al pasar por Alice Springs, capital de la región d los Territorios del Norte y recorrer sus museos, galerías y tiendas de arte aborigen o bien al explorar la laguna de Ellery Creekk Big Hole y divisar el majestuoso paisaje desde el desfiladero Glen Helen, para posteriormente cambiar de perspectiva y altura en la cima del monte Uluro,también conocido como Ayers Rock o  complementariamente, subir el Kata Tjuta que se ubican en medio de una gran parque natural que lleva el mismo nombre, mientras que la Reserva de Watarrka protege el Kings Canyon, un sorprendente cañón con paredes rojizas de 270 metros de profundidad. Más al Norte la aventura continúa al entrar en la zona conocida como Devil’s Marbles,  donde piedras gigantes de forma redondeada que según las leyendas eran “huevos de una serpiente gigante” enmarcan un paisaje salvajemente bello y totalmente único y contrastantes a lo que ofrece el Parque Natural de Kakadu, una amplísima reserva al Norte donde confluyen ríos, selvas y sobre todo habitan sus famosos y temidos cocodrilos. Australia es sin duda un sinónimo de aventura al extremo, misterios a veces poco descifrables y especialmente de gran hospitalidad, así como también de riqueza en arte aborigen, como por ejemplo aquel que está celosamente encerrado por las “mantas rocosas” de Uluru y los Montes Mac Donnell, que albergan aún pinturas rupestres  con más de mil años de antigüedad y que son vestigios imborrables que representan la cosmogonía de sus pobladores ancestrales, de su mística y de un mundo que ha sobrevivido a pesar de la modernidad y el creciente progreso de la humanidad. Es más, gracias a los esfuerzos de sus habitantes, los aborígenes han desarrollado una escuela pictórica moderna que usa el lenguaje de puntos y signos de sus antepasados, conservando la tradición, no solamente forjada por  las valientes caminatas o “Walkabouts”, sino por el  alma ancestral australiana

 

P.S.: https://www.senderismoeuropa.com/diferencias-entre-trekking-senderismo-hiking-y-excursionismo/, http://www.pasaporteaustral.com/walkabout-australia-sur-norte/

https://www.australia.com/es-cl/planning/tips-hazards.html

http://www.outdoorrevival.com/old-ways/walkabout-aboriginal-australian-hike-serves-rite-passage.html

https://www.nationalgeographic.com.es/mundo-ng/grandes-reportajes/los-primeros-australianos_7283

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.