• werr
  • wer
  • weeee

Cultura empresarial: LA TERCERA REVOLUCIÓN

Escrito por Jorge Alberto Vale Sánchez en Sábado, 27 Febrero 2021. Publicado en Columnistas BCS , Cultura Empresarial, Cultura Empresarial, Desarrollo humano, Desarrollo organizacional, Jorge Alberto Vale Sanchez, Jorge Alberto Vale Sanchez

Internet cumple 50 años como protagonista de la tercera revolución  industrial | Polo Noticias

Si bien es cierto que la naturaleza humana poco ha variado a lo largo de la historia de la humanidad y los sentimientos y reacciones en relación al amor, la amistad, la pasión, etcétera se parecen a los de nuestros primeros abuelos, no podemos decir lo mismo en el proceso de evolución científica y tecnológica que ha producido el ser humano, de manera particular en los últimos tres siglos.  La invención y utilización de las maquinas de vapor y años después los motores de combustión interna “aceleraron” el mundo cuando empezaron a formar parte indisoluble de los procesos y formas de producción y provocaron transformaciones económicas, políticas, sociales y culturales.  Estos cambios en la manera de vivir y de ver la vida fueron consecuencia de dos diferentes épocas impulsadas por lo que la historia ha venido llamando la Primera y Segunda Revolución Industrial respectivamente.

En los últimos años tenemos la sensación de que el tiempo transcurre más rápido o, al menos, de que los sucesos ocurren con mayor celeridad, así, las transformaciones en todos los campos de la vida se operan también de manera más expedita. Es un lugar común afirmar que vivimos en un nuevo siglo, tal vez no lo sea tanto decir que el nuevo siglo coincide también con el nacimiento de una nueva época y, por lo tanto, una nueva forma de vida a la que tenemos que adaptarnos.

La introducción al mercado de las computadoras personales a principios de la década de los 80´s y su amplia utilización en los procesos de producción detonaron el inicio de lo que podemos identificar ya como la Tercera Revolución Industrial de la humanidad, provocada por un acelerado cambio en los campos científico y tecnológico.

Los cambios, siempre sorprendentes, de la década de los 90s, han hecho que modifiquemos nuestras conductas de vida.  No podemos permanecer impasibles ante la avalancha tecnológica que pone a nuestra disposición herramientas de toda índole, impensables apenas unos años atrás.  El uso amigable de la computadora, dispositivos móviles como teléfonos celulares y tabletts, la comunicación vía internet, el acceso a grandes volúmenes de información desde la comodidad de nuestro PC, la interacción colectiva a través de redes sociales, entre otros.

Estas transformaciones también han incidido en la vida de las instituciones públicas y han producido efectos en los procesos de producción, y como consecuencia han modificado las teorías económicas, políticas y sociales; nos han depositado, sin avisarnos, en un fenómeno del que todos hablan pero pocos son los que entienden: la globalización económica y sus implicaciones culturales.  Estamos viviendo, querámoslo o no, un periodo de transición entre dos épocas con sus correspondientes paradigmas e implicaciones.

El cambio de paradigma, esto es, de la forma de pensar y de actuar, repercute en nuestras relaciones interpersonales y desde luego entre nuestras organizaciones y países. Como una consecuencia del cambio de épocas, podemos analizar la pérdida de confianza social en nuestras instituciones públicas del país. Las telecomunicaciones instantáneas, aprovechadas efectivamente por los medios noticiosos y redes sociales han permitido a la colectividad involucrarse interactivamente y ser agentes críticos de cambio en la nueva época que vive nuestra humanidad y en especial nuestra nación.

Quienes dirigen organizaciones públicas como dependencias gubernamentales, instituciones bancarias, corporaciones policíacas, instituciones educativas, organizaciones políticas, entre otras, deben tomar muy en cuenta las implicaciones que esta tercera revolución industrial ha traído consigo en materia de desarrollo y cultura organizacional, para así promover los cambios que el nuevo paradigma exige.

Acerca del Autor

Jorge Alberto Vale Sánchez

sqeee

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.