• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Recomendación fílmica: ANNABELLE LA CREACIÓN

Escrito por Johnny Antu-Hap en Jueves, 24 Agosto 2017. Publicado en Cine, Recomendación Cinefila, Recomendaciones

Annabelle La Creación: Cine de terror, clichés y formulas.


El fin de semana pasado fui a ver, al cine por excelencia de la ciudad, la nueva entrega de la franquicia/saga que inició con la película El Conjuro: Anabelle La Creación

¿Por qué fui a ver esta película? Simplemente porque esta vez no me tocó elegir a mí. El caso es que la he visto y quiero hablarles un poco sobre ella, por si es que tienen pensado verla y aún no se deciden.

Quizá sería pertinente decirles que para mí el género de terror en el cine está sobrevalorado, y esto lo digo desde mi punto de vista, se debe más a una experiencia personal como tal, ¿a qué me refiero con esto? sinceramente son más las películas malas que he visto de este género, que las películas buenas.

Y esta película es un claro ejemplo de lo que ha padecido el género de terror en los últimos años. Películas con una historia repetitiva, donde parece que ya no importan ni los personajes, ni el monstruo, ni la historia; cintas llenas de escenas inconexas y con un guion sinsentido, parece que todas siguen la regla de "personajes que llegan a casa con energías oscuras, donde pasa algo malo y en vez de irse del lugar se quedan ahí, para que personajes mueran en las situaciones más ridículas y al final el mal se erradique de la forma más fácil y burda; y que finalmente años después alguien regrese y la historia continúe”.

Esta es la fórmula, si no de todas sí de la mayoría de las películas de terror, al menos lo que va de la década; creo que podrán cambiar uno o dos detalles, pero esa es la fórmula, y sin contar los clichés que implementan para tratar de asustarnos, como crear este silencio justo antes de que nos asusten, porque las películas de terror de hoy día producidas en el país del norte su única función pareciera es asustarnos, no nos crean esa tensión antes del susto, sólo nos asustan de golpe con las situaciones más predecibles (en serio algunas partes hasta me hicieron reír de lo predecibles que eran) sonidos y gritos muy fuertes, ese es el cliché más grotesco y empleado por estas películas, y que más daño le hacen a este tipo de cine. Y es que estas películas si algo es su prioridad es el negocio, entregar el mayor número de secuelas, precuelas y reboots, pareciera una competencia de las productoras de cine para ver cuál entrega más películas con una historia mediocre.

Ni siquiera hay necesidad de comentarles la trama o hacerles alguna clase de spoilers, solo les diré que si han visto la primera parte de Annabelle, esta es absolutamente lo mismo. Una película que no te crea tensión alguna, no te involucra con ninguno de los personajes en ningún momento; con decirles que por lo general no como palomitas en el cine, y si como, es del envase más pequeño, pues con esta película me hicieron falta.

Por último, quizá me gustaría sólo destacar el trabajo que tuvo el fotógrafo con alguna toma y el manejo de cámara que tuvo en algunas escenas y secuencias. Pero uno no va a ver una película de terror por sus buenos encuadres, mira que para que alguien note este tipo de cosas en una película de terror, es porque la película no es nada buena. (Mencionar también la participación de la actriz mexicana Stephanie Sigman)

Pero habrá quién disfrute de películas como esta en la que no hay nada de esa hermosa tensión que películas como The Witch, o la primera entrega de Hostal o Saw nos ofrecieron (aunque estas últimas dos se acerquen más al género del Gore clase B y no al terror como tal). Habrá quien disfrute de que los asusten sólo con gritos y sólo por asustar sin que remuevan los demonios en sus cabezas, y eso está bien, al fin de cuentas para eso hacen esta clase de películas, hay para todos los gustos.

Este es el reporte, regresamos al estudio.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.