• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Recomendación fílmica: TE PROMETO ANARQUÍA

Escrito por Johnny Antu-Hap en Jueves, 07 Septiembre 2017. Publicado en Cine, Recomendación Cinefila, Recomendaciones

Te Prometo Anarquía: Una oda a la juventud.


Esta es una película que me moría de ganas de ver, que el año pasado fue la encargada de inaugurar el Festival del Nuevo Cine Mexicano de Durango, y la cinta en cuestión es la película mexicana Te Prometo Anarquía.

Pareciera que esta es una película que habla sobre la homosexualidad y el amor, pero no es sólo una película sobre homosexualidad y amor; pareciera que es una película de y para los jóvenes, pero no sólo es eso; pareciera una película que habla sobre los problemas que tenemos como país, pero va más allá de eso, también pareciera que es una película clasista, pero es mucho más. Te Prometo Anarquía es una película que retrata todo a la vez y con gran armonía, todo va conectado con gran maestría claramente de la buena mano que tiene su director, Julio Hernández Cordón, desde la dirección de actores (que acá aunque el cast -como todo el equipo de producción- es poco, la mayoría de los actores a cuadro no son profesionales) la fotografía magistralmente llevada, un guion ingenioso (porque aunque si soy medio amargado, también me gusta ver películas para reírme, y esta tiene momentos que te arrancan una carcajada, pero la diferencia entre una buena película y una no tan buena película está precisamente en saber dónde acomodar este buen humor y estos chistes que aunque a veces caen en clichés, pueden encajar perfecto en cierta escena o secuencia) y una historia que engancha a cualquiera.

La película en términos más o menos generales va de la relación amorosa y de amistad de Miguel y Johnny, un par de jóvenes "skatos" que no se preocupan por nada en la vida salvo por patinar, tener sexo, u "ordeñar" a "vacas" conocidas de amigos para tener dinero ya sea para pasear con amigos, comprarse cosas para su patineta, tenis, rampas, drogarse mientras escuchan poesía en su estado más puro, o sentir el bajón que te da la ordeña. (Así se le llama en el bajo mundo al negocio de donar sangre) Miguel, el cual siempre deja al Johnny en la cama solo para ir a recolectar vacas mientras este pasa tiempo con su "novia" a la cual Miguel no soporta, un día les proponen conseguir a 50 personas para ordeñar para unos narcos, la paga sería el triple y la juventud siempre quiere más, una virtud que en un abrir y cerrar de ojos se puede convertir en un defecto, en un gran problema, en una maldición que puede terminar con todo, puede separarnos de personas que nos importan, aunque los demás quisieran que nos separáramos de ellos, puede transformarnos en otras personas, en drogadictos, en asesinos, puede hacernos tomar caminos y no volver atrás, dejando a otros nuestras cargas y nuestros problemas, puede separar amigos, amores, puede dejarnos solos en una cama de hotel jodidos como nosotros tal vez alguna vez jodimos a otros.

Pareciera de inicio que la trama no da para más, pero la verdad es que la película te atrapa, pareciera que temas como estos ya los hemos visto, El Infierno de Luis Estrada, Gûeros de Alonso Ruizpalacios, (la cual es un retrato de la juventud y el DF, que por cierto Te Prometo Anarquía también es un tributo a la ahora CDMX) La Región Salvaje de Amat Escalante (la cual también trae un trasfondo muy interesante sobre la homosexualidad y la farsa machista en nuestro país y de la cual ya les estaré platicando dentro de poco desde Cinéfagos) ya han sido tratados en nuestro cine, pero no abordados desde esta perspectiva, y no por nada este director es tan respetado en festivales como Locardo, San Sebastian, Toronto, y aquí en México. Simbolismos y referencias a otros cines, como el chiste de Los Olvidados, o el collar que siempre lleva Miguel con sus colmillos de vampiro. Nuestro anfitrión en el cineclub nos contaba que el presupuesto para esta película el cual era un poco mayor para el que se maneja en producciones independientes, la mayor cantidad se destinó a los derechos de la música, la cual es disfrutable porque se ve que es la música que  le gusta al director (en ocasiones se nota que se le va la mano al utilizarla, más en concreto, la escena en la carretera casi al final de la película, incluso una pensaría por un momento que ahí se va a acabar la película)

En fin, si tienen la oportunidad de verla, no duden en hacerlo, es un cine diferente, quizá o del agrado de todos, pero como vas a saber las cosas que te gustan y no te gustan si no vas probando, y por lo general las mejores cosas en el cine se encuentran en lugares no tan recurridos, y los cineclubes son la muestra por excelencia de esto. Les vengo prometiendo desde hace ya algún tiempo una entrada donde explico por qué para mí son de suma importancia estos lugares, detalles de algunos que he podido visitar tanto en la ciudad de La Paz como en Durango, entrada la cual ya la tengo terminada pero a la cual le hace falta una pulidita. Así que sin más, los invito a que vean cine independiente, cine diferente, atrévanse a ver nuestra realidad plasmada en la pantalla, tomemos conciencia de nuestro mundo, no utilicemos al cine solo para perdernos en fantasías y mundo perfectos con finales felices, utilicémoslo para despertar.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.