• wee
  • umoferta
  • weee
  • wede
  • weee

Recomendación fílmica: CABALLO DE GUERRA

Escrito por Johnny Antu-Hap en Jueves, 11 Octubre 2018. Publicado en Arte, Cine, Cultura, Entretenimiento, Recomendación Cinefila, Sociedad

Esta quizá sea una de las películas más menospreciadas por la crítica de Steven Spielberg, pero sin duda alguna es una de las más emotivas en su filmografía, y desde mi perspectiva, de lo mejor que éste hombre ha hecho en últimos años.

La película nos narra la odisea que vive un caballo llamado Joey desde que nace, éste al lado de su madre todo el tiempo es observado por un chico llamado Albert; entonces un día el caballo ya siendo un corcel joven es subastado al ser vendido por su dueño, entonces el papá de Albert, Ted, un ex condecorado militar inglés que después de ser herido en su pierna se refugia en el anonimato y la bebida, compra el caballo echándose de enemigo a su arrendador quien lo amenaza con que debe de pagar su renta a tiempo o le quitará sus tierras y más delante lo amenaza con quitarle el caballo; ante esto la esposa de Ted lo hace considerar el regresar al caballo, pero Albert, quien desde el día que vio nacer al potro creó una conexión con el, les dice que lo dejen entrenarlo y que él logrará que el caballo trabaje arando el duro campo, aunque el animal no esté acondicionado fisiológicamente para hacer dicha tarea. Mucho más delante en la trama, el caballo milagroso crea una gran conexión para cumplir dicha tarea, pero las cosas se ponen complicadas en casa, inicia la Primera Guerra Mundial, y todo lleva a que los amigos se separen, para seguirse buscando más adelante, mientras Joey va encontrando gente y amigos en el camino que le impedirán que su búsqueda llegue a buen fin.

La película es emotiva porque constantemente vemos las emociones reflejadas en los ojos del animal, uno crea conexión con este y las cosas que vive; además este película lleva un ritmo en el guion que no hay fallo, y uno siempre está pendiendo de lo que pasa con el corcel. Técnicamente es de lo mejor, la fotografía de Janusz Kaminski es por demás grandiosa, como es costumbre del polaco, y si a eso le sumamos la música de John Williams por demás encantadora, que siempre acaba por encajar en el momento preciso haciendo que uno recuerde esos grandes clásicos del cine de oro de Hollywood de los años treinta y cuarenta, hace que lo demás, aunque sea grandioso, quede opacado.

El cast es también muy acertado, el joven protagónico Jeremy Irvine, Peter Mullan como el padre, Emily Watson que siempre encuentra espacio en producciones realmente importantes, haciendo en esta ocasión el papel de la madre de Albert, y Tom Hiddleston y Benedict Cumberbatch con un par de papeles muy importantes.

Si bien en más de un aspecto se puede llamar a la película básica, sin gran pompa como otras del género, o de lo que suele hacer Spielberg, la película cumple con su cometido, y este es hacer sentir al espectador el sufrimiento que se vive en una guerra, y el hecho de que no sólo afecta a los que la viven o la pelean, sino también a los seres queridos, de lejos o cerca, y a los animales que eran participes de ella, y por esto es por demás emotiva y enternecedora. La secuencia antes de que el caballo quede atorado entre alambre de púas, hace que por un momento la guerra se olvide y todos sumen para ayudar el sufrimiento de alguien más, y que hace que dos rivales se conviertan en amigos, hace que valga la pena que uno recuerde esta película, y ese final muy a la "Lo que el viento se llevó"

Si no la han visto, sin duda alguna es una de las mejores recomendaciones que les puedo hacer.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.