• werrr
  • werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Soñé que comía mandarinas

Escrito por Justine Hernández en Miércoles, 16 Octubre 2019. Publicado en Escritores BCS , Escritores Sudcalifornios , Literatura, Narración, Poesía

Generalmente no duermo mucho, mis encuentros con Morfeo son pocos y efímeros. Por eso me gusta cuando sueño, cuando sueño-me. Ayer soñé que comía mandarinas.
Todo era verde, el pasto húmedo de la mañana, yo sentada bajo el árbol, bajo su sombra. Las mandarinas colgaban de sus ramas y yo elegí una, quizá ella me escogió a mí. La tomé entre mis manos, sentí su piel, suave, firme, rugosa a veces. Olí mis manos. Encontré bajo la cáscara los gajos dulces, apetitosos, los fui separando uno a uno y los comí, placidamente. Que delicia sentir las pequeñas bolsitas de jugo romperse entre mis dientes, entre mis labios. Agua fresca, agua dulce, natural. 
Desperté radiante, con la panza llena y las manos aun olorosas a mandarina.
Casi sin ganas de salir de la cama, de mi cama verde, busqué mandarinas, pero solo estaba yo.


JD

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.