• werrr
  • werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Taller de la Serpiente: MADRUGARON LOS SILENCIOS

Escrito por Juan Pablo Rochín en Martes, 19 Enero 2016. Publicado en Literatura, Poesía, Taller de la Serpiente

Estoy bajo la cama

oyendo crecer el ruido de los remolcadores de almas.

¿A quién afecta si estoy desnudo

si  la electricidad trepa las paredes de mi cuarto

en busca de mi alma simple

para torturarla?

 

Tumban         jalan              descobijan

despojan de sus significados

las cicatrices de mis manos duras.

 

Jamás saldré a conocer los truenos.

 

¡Me importa un bledo que la casa

se venga abajo con los ruidos

pisadas de la policía!

 

¿Qué harán de mí?

 

No lo quiero saber.

 

Sea que no quiero pasar por vivo.

 

Si fue otro quien tiñó de grana el río

si fue el diablo mundo quien me hizo entender

que tu cuerpo no era el mío

que pintar de rojo la puerta

con tus labios embarrados

no lo quiero saber.

 

¡Silencio!

No hagan ruido

necesito cobijarme con tus ojos

en el resto de ti y de tus huesos.

 

¡Ay, la vida!,

duele cuando nos refugiamos desnudos bajo la cama,  cansados

arrancándonos los brazos y la piel y tu pelo en un pacto de miedo

la angustia de tu ser calma mis dedos.

 

Si las huidas por los techos de las casas

si las balas como pájaros surcaron

e hicieron nido en la comba de mi cuerpo

si flexionaron las corvas al mendigo

si cayó en el umbral de un patio, desarmado

en dos partes dividido

si una grande pira gana altura

bajo la luna chillante que se agolpa

si en silencio el corazón yace apedreado

si en la confusión del humo te aproximas

si la eternidad nos deja ciegos

entonces tus ojos se han vuelto flor de luna.

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.