• werr
  • wer
  • weeee

NOCTURNOS

Escrito por Raúl Cota Álvarez en Martes, 21 Julio 2015. Publicado en Literatura, Poesía, Política

I

La viuda despierta.

Su aliento es un llanto desnudo

que viste de luto la palabra más ligera,

su silencio ha dado paso al alboroto de las nubes

-Es ahora su voz la de los muertos-

Bebe poco,

un par de espejos cada tarde

hasta que la sangre en su mirada

convierte sombras en fogatas.

Entonces baila

y sale hacia la noche

con la gasa del viento en las mejillas

a pasear la tumba fresca de su cuerpo.

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.