• werrr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

“Y SIGUE LA MATA DANDO"...

Escrito por Esperanza Vega Soto en Lunes, 12 Enero 2015. Publicado en Economí­a, Opinión, Política, Sociedad

La mayoría sabemos, desde hace varios días , que el salario mínimo  se incrementó  en menos de tres pesos diarios y que ese "aumento"  no alcanza para resarcir el deterioro del poder adquisitivo sufrido  durante el año con las alzas constantes de los productos de primera necesidad  que  subieron sus precios en  muchísimo más. La carne de res es un producto incomparable para muchos, ya que el precio  del corte más económico  se encuentra en 100 pesos, el pescado  igual, por las nubes, el más barato en el mercado es de 80 pesos, el queso más económico  es de 80 pesos el kilo ... y  ni pensar en los cortes de 250 pesos, en los camarones igual, en la langosta a 400 , los quesos de 260,  etc. así  pudiera seguir detallando. Hoy por la mañana escuché   que de acuerdo a los índices de inflación  el salario mínimo en México está estancado y en   algunos casos  en retroceso  desde 1992 ; en BCS, por ejemplo, el salario mínimo se establece  acuerdo al del DF, pero  el gas doméstico, el transporte público, los libros, la ropa y una gran cantidad de productos y servicios  necesarios para  sobrevivir son mucho más caros aquí que en el DF, pero dicen nuestras optimistas autoridades que 2015 será de prosperidad, lo que no aclaran es para quién; porque   a los trabajadores asalariados  no les servirán de mucho  tres, cinco, nueve,  doce, quince, dieciocho  o veintiún pesos  incremento  ( estos 21 pesos corresponderían a un  trabajador que gane 7 salarios mínimos ).... y para "acabarla de amolar" diría mi abuela cuando uno va de compras  a Soriana, sin preguntarle  le "secuestran"  los centavos  del cambio cuando es inferior a un peso.  Hace tres días tuve esa experiencia, al recibir el comprobante (ticket, dicen unos...aunque en el cajero del estacionamiento del aeropuerto dice "tique”... pa´ vergüenzas no saca uno con los chúntaros tecnológicos).

El caso es que mi cambio eran unos pesos y 77 centavos, pero no me regresaron los 77, se los abonaron al “programa de nutrición infantil"... así dice, ignoro quién lo implementó ni a dónde van a dar nuestros centavitos. Busqué al Supervisor para hacerle la observación de que me habían quitado mis 77 centavos sin preguntarme si quería donar o no, su respuesta fue que me los podían regresar, pero esa no era la intención, mi propósito era   hacerles ver que no debían  "programar" las máquinas con este abuso. Me explicó que   de 99 centavos  hacia abajo,  el sistema  aplicaba automáticamente  la aportación, lo cual me parece un abuso ... así que de los tres pesos de incremento, si la persona va a Soriana dos veces al mes  perderá el incremento de un día. Muchas personas se molestan con los cajeros  y hasta los maltratan,  pero  el problema no es con ellos, ellos y ellas sólo   ponen el producto en el lector del código  o lo teclean  y sale el precio,  la máquina hace la suma e indica el cambio a regresar al cliente de acuerdo al efectivo  que uno le entrega.... y cuando pagan con tarjeta me imagino que también  les cobran...Le dije al Supervisor:"y cuando a uno le faltan los 70 centavos no puede llevarse el producto, tiene que regresar algo ",  se entiende que esto afectaría a la cajera, ella tendría que pagar esos 70 centavos... si en el "redondeo" dijera   "para cuando le falte a la cajera", yo  no tendría ningún inconveniente en aportar  porque las pobres, en algunos supermercados tienen que ofrecer boletitos de no sé que... y si no los venden los tienen que pagar, también venden tiempo aire... y lo tienen que ofrecer... así que son cajeras y vendedoras.

A propósito de cajeras, las pobres se pasan las 8 horas en pie, no tienen derecho a sentarse; aunque estén embarazadas de 7 meses... En días pasados vi una entrevista al Presidente de Uruguay y decía que desde 1918 en aquél país se decretó la "ley silla" y le preguntó la entrevistadora   ¿y cuál es esa Presidente?  Le dijo que desde 1918 en Uruguay en cualquier empresa que trabajen mujeres debe haber sillas para que las empleadas puedan sentarse...llevamos 96 años de atraso con la legislación de Uruguay, pero a nuestros Diputaditos sólo les interesan las reformas para beneficiar a las empresas no a los trabajadores.  La burla de los incrementos en el salario mínimo es la prueba más oprobiosa de su falta de compromiso con la gente a la que van a mendigarle el voto...  por cierto que aquí ya empezaron a contar las mentiras del 2015...

Otro abuso que he visto muy de cerca últimamente, es un velador que  se queda en la calle, ahí se pasa toda la noche con una chamarrita como de rompe viento, en estos casos el patrón debiera tener la obligación de proporcionarle un poncho o jorongo para que pasara la noche... tal vez quieren que no se vaya a dormir... pero si agarra una pulmonía a ver cómo le va...  es un pobre muchacho  muy delgado, no tiene ni una poquita de grasa ... por cierto que en esa empresa los cambian cada mes...  y no son de empresa de seguridad   que establezca mecanismos de rotación entre sus trabajadores porque no tiene uniforme. Han de ser eventuales que contratan por 28 días y luego les dan " LAS GRACIAS". Así están los pobres empleados exponiéndose a las inclemencias de los patrones con tal de tener un empleo que les dé para mal comer... a ver cuándo la Secretaría del Trabajo toma cartas en esos asuntos tan injustos.

Ya vienen las elecciones, hay muchos que se están relamiendo los bigotes por los huesos que estarán   en oferta, seguro nos atarantarán con miles de mentiras y lo peor del caso es que son reutilizadas... ni siquiera recicladas... lo primero significa que son las mismas de hace varios años que no se han cumplidos. .. Si fueran recicladas serían nuevas promesas a partir de logros previos que se “modifican” para mejora y aprovechar lo ya hecho...Se me olvidaba, ahora hay algo nuevo... van a prometer combatir la inseguridad, lo que no van a prometer es acabar con las causas que la provocan... ¡Ojo! ya empezaron los payasos para engañarte con su mejor sonrisa y su falso rostro. 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.