• werrr
  • werr
  • werr
  • werr
  • wer
  • weeee

Buena salud sudcalifornia: ¡DOS HÁBITOS QUE DEBEMOS EVITAR!

Escrito por Doña Salud en Lunes, 29 Enero 2018. Publicado en Doña Salud, Recomendaciones, Salud, Salud natural en BCS

Queridos lectores y lectoras de Sudcalifornios.com, recuerden que en esta sección les comparto valiosa información sobre el cuidado de nuestra salud: física, mental y emocional. Así que en esta ocasión, quiero hablarles de dos hábitos que muchas de nosotras tenemos y que son sumamente perjudiciales para nuestro bienestar.

¿Quieren saber a cuáles me refiero?

  • No desayunar: aunque muchas personas vean en el ayuno algo benéfico o simplemente crean que, el no desayunar -por falta de hambre o tiempo, no afecta nuestra salud, quiero decirles que saltarse el desayuno es privar a nuestro cuerpo del alimento más importante del día. El desayuno es la primera ingesta de energía de nuestro cuerpo y por lo tanto es de donde éste toma fuerzas para nuestra jornada.

Además se ha comprobado que cuando el cuerpo se expone a largos periodos de tiempo sin comer se ve afectado por un déficit de glucosa, entonces, el organismo trata de conseguir energía por caminos menos saludables, utilizando grasa. Está demostrado que las personas que no desayunan tienden a ingerir más cantidad de comida rápida. Ambos factores unidos pueden generar problemas coronarios, obesidad o colesterol.

Por otro lado, si ustedes se preocupan por ingerir un desayuno sano y balanceado su cuerpo podrá funcionar con eficiencia y el ritmo de nuestro metabolismo se acelerará. Seguramente nuestro estado de ánimo mejorará e incluso el nivel de atención.

Así que ya saben, no olviden desayunar. Y si creen que sus rutinas son muy "pesadas", deberán disciplinarse y tomarse el tiempo para alimentar su cuerpo, pues si este enferma no podrá realizar ninguna actividad...

 

  • Dormir pocas horas, en una mala posición o con un aparato electrónico encendido: definitivamente el mal hábito de no cuidar nuestro sueño, puede perjudicar la salud. Dormir poco produce trastornos gastrointestinales y dolor en la parte alta del abdomen, también conocido como dispepsia funcional.

Por si esto fuese poco, la falta de sueño o el dormir mal aumenta la producción de una hormona llamada ghrelina que incrementa el apetito. Por consiguiente, si dormimos poco, aumenta nuestro riesgo de subir de peso, ya que cambiarán nuestros hábitos alimenticios. Asimismo, ciertos estudios médicos demuestran que dormir menos de seis horas diarias disminuye nuestra capacidad para tolerar la glucosa y nos hace más propensos a padecer diabetes del tipo II.

Por otro ladocuando dormimos bien, cuando descansamos y le damos a nuestro cuerpo las siete u ocho horas de descanso que merece, podemos ver beneficios como la reducción de estrés, la mejora en nuestra atención, el reforzamiento de la memoria; también reducimos el riesgo de sufrir depresión y además ayudamos a mantener saludable a nuestro corazón.

Así que nuevamente les aconsejo que se den tiempo, en este caso para descansar ¡Su cuerpo se los agradecerá!

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.