• werr
  • werr
  • dddd
  • werr
  • werr
  • qqttg

¿Que la canola qué?

Escrito por Maricela Chávez Gámez en Miércoles, 17 Julio 2013. Publicado en Salud

Uno de los aceites más comunes en la cocina, es definitivamente el aceite de canola. Yo confieso que no sé mucho del tema y normalmente al elegir un aceite me guío por lo que veo y escucho en la tele, aunque siempre me intrigó la anotación en la etiqueta del aceite vegetal comestible "1-2-3" que dice que contiene "aceite de canola y/o de girasol" pero nunca me había preocupado mucho por el  enigmático "y/o".

 Cuando estuvo de moda el instructor de yoga en el canal 2, pues lógicamente yo compraba del aceite que este señor nos anunciaba, en otras ocasiones y de acuerdo a las tendencias populares, compré el aceite que nos prometía ir directo al corazón en vez de a tus arterias o a veces los que te llegan más por su publicidad y cosas así. Como amas de casa teóricamente estamos preocupadas por la salud de nuestras familias pero también a veces eliges productos de acuerdo a la publicidad o de acuerdo al precio ¿no? Pues ahí les va lo que me encontré curioseando por internet.

Alguna vez se han preguntado ¿cuál es la planta de canola?  Pues ni se pregunte sobre ella porque no existe. Resulta, que el famoso aceite de canola tan conocido en las cocinas, es un derivado de la semilla de una planta llamada colza de la familia de la mostaza y considerada mala hierba, tóxica y venenosa misma que cuando se procesa se enrancia rápidamente, lo triste del caso es que "canola" NO es una planta de la que se extraiga un aceite, "canola" quiere decir Canadian Oil Low Acid… (¿?) Pero eso no es lo malo; el “aceite de colza” era tan tóxico que la FDA (Food and Drug Administration) lo prohibió para el consumo humano en 1956. Así que cuando los productores canadienses crearon una nueva variedad de semilla de colza en la década de 1970 con un menor contenido de ácidos erúcico tóxicos que no sé que son pero son malos, decidieron que necesitaban un nuevo nombre para ella y sin quebrarse mucho la cabeza para bautizar la semillita recién "creada" se les ocurrió el acrónimo en inglés de Canadian Oil Low Acid (aceite canadiense bajo en ácido). El término fue acuñado para convencer a los consumidores que este aceite era seguro de comer y mientras que “canola” era originalmente una marca registrada, el término llegó a ser tan ampliamente conocido que  se convirtió en "aceite de canola"  ¿cómo ven?, resulta pues que la canola es una planta pero industrial y de ahí sacan el aceite que ingerimos y cuya botellita dice "de canola y/o girasol" o sea que quien sabe..

Por si algo faltara, para terminar de espantarnos con lo que comemos, estos aceites eran producidos para uso industrial, como un aceite lubricante utilizado por la industria pequeña y nunca fue concebido para el consumo humano. Aunque los estudios que se publican son contradictorios en cuanto a sus grandes beneficios para la salud, también se dice que el aceite de canola causa enfisema, enfermedades respiratorias, anemia, estreñimiento, irritabilidad y ceguera en los animales y seres humanos.

A estas alturas ya podemos poner en tela de juicio si realmente esta cosa es  saludable para el corazón, aunque podemos usarlo como repelente de insectos, lubricante, combustible, jabón y como base de color en las páginas de revistas. Realmente es un aceite industrial, no es comida, útil sin embargo en caso de guerra porque sus derivados se utilizan para elaborar el gas mostaza, usado como arma química, conocida por los efectos letales en los pulmones y en la piel de quienes entran en contacto en el gas, antes debemos agradecer a la industria moderna que no nos salgan las sopas fluorescentes o con espuma  con el uso de este veneno disfrazado.

El problema es que encontramos este aceite de canola en casi todas las comidas rápidas y chatarra, en los dulces, chocolates, papas fritas, fórmulas para bebés, mayonesa, carnes frías, tortillas y prácticamente en todos los productos de panadería y su uso generalizado es entendible porque es barato.

Me queda claro que ahora para surtir mi despensa, buscaré algún aceite para cocinar que me proporcione directamente la madre naturaleza en vez de un transgénico  “creado por el hombre”  como el de colza,  quiero un aceite que tenga un origen sencillito, el de oliva es de la aceituna, el de semillas de uva, de la vid, el de cacahuate pues del cacahuate, porque me queda claro que No existe una planta llamada "canola", eso lo deberíamos de saber todas las que cocinamos aunque sea de vez en cuando porque las semillas de colza son las más tóxicas de todas las plantas de las que se extrae aceite, es tan efectivo como insecticida, que ni los insectos se las comen y ha sido privilegiado como ingrediente principal en muchos pesticidas “orgánicos” (no químicos) que se aplican directamente a las plantas para matar bichos.

Compremos aceite comestible de "a deveras" asegúrese de leer la etiqueta y sáquele la vuelta al "y/o" ahora  sí que: "en su salud lo hallará...”

 

Acerca del Autor

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.